La cocina es el centro de la casa. Es la habitación más polivalente, un lugar donde además de cocinar y comer se puede pasar el rato, jugar, trabajar o simplemente hacer familia. Pero la cocina es también el agujero negro en lo que a la energía se refiere. Por lo tanto conviene saber qué consejos diarios se pueden seguir para evitar un derroche energético en la cocina.

Ahorrar energía no es lo mismo que pagar menos

Las tarifas de luz cambian. Cambian debido a fluctuaciones del mercado y cambian dependiendo de la ciudad en la que se encuentre el hogar. Por ejemplo, un hogar que tiene una tarifa de luz y gas de Iberdola en Parla puede llamar a atención al cliente de la compañía o ir a las oficinas y descubrir que las tarifas para Iberdrola Barakaldo son más baratas. ¿Puede decirse que como paga menos el hogar de Barakaldo ahorra más energía?

La respuesta es un claro no, puesto que pagar menos por una tarifa por una razón circunstancial, como la ciudad de contratación o la comercializadora no quiere decir que una casa que pague menos consuma menos energía necesariamente. Es importante por lo tanto diferenciar el ahorro de energía del ahorro económico aunque, inevitablemente, un hogar en el que se ahorra energía pagará una menor factura de la luz.

La cocina, ¿cómo evitar el malgasto?

Hay muchos pequeños gestos que pueden hacerse cada día para evitar el malgasto energético que supone la cocina. A continuación se indican algunos de esos pequeños aspectos y otros más significativos:

  • Lámparas: cambiar las lámparas incandescentes por luces de LED supone un ahorro a largo plazo para el cliente.
  • Electrodomésticos: Cambiar los electrodomésticos viejos por unos nuevos que tengan un menor consumo (es decir cambiar los electrodomésticos viejos por otros de categoría A+++) supondrá una gran diferencia para el hogar.
  • Neveras: Evitar comprar neveras de dos puertas es una buena idea, pues no solo son más caras sino que consumen el doble que las neveras tradicionales. En caso de que se necesite mucho espacio de almacenamiento de nevera se puede considerar que dos neveras A+++ consumirán menos que una B, es decir, haciendo este cambio el cliente ganará espacio y ahorrará en su consumo eléctrico.
  • Enchufes: Desenchufar los pequeños electrodomésticos cuando no estén en uso evita un despilfarro innecesario de energía.
  • Horno: Cuando se usa el horno hay que evitar abrir la puerta puesto que supondrá un gasto energético y puede interferir con la cocción.
  • Luz: Es importante apagar la luz al salir de la cocina y no abusar de la luz artificial si se tiene acceso a luz natural.
  • Fuego: En caso de que se tenga una cocina de gas, es recomendable encender el fuego de forma inmediata y no dejar el gas abierto demasiado tiempo. No sólo gasta energía sino que es extremadamente peligroso.
  • Inducción: En caso de que se tenga una cocina de inducción es conveniente evitar usar los tres lugares al mismo tiempo puesto que el consumo energético se puede disparar.

Hay otras muchas formas para evitar el despilfarro energético, como puede verse en este artículo, tanto en la cocina como en la casa en general y seguir ahorrando energía. Es importante seguir aprendiendo e imponiendo buenas medidas para construir un futuro mejor en el hogar y en el mundo.

Pin It on Pinterest