Nos encontramos con una cocina de cinco metros cuadrados, cuya distribución está establecida en un solo frente, ya que la cocina se extienda a lo largo de un pasillo de casi cuatro metros de largo y uno y medio de ancho. Cuando nos enfrentamos a una cocina de estas características es vital crear un espacio cómodo y práctico. Sin olvidarnos del diseño, y de ese lado puramente estético, es muy importante aprovechar hasta el último rincón de la cocina y ganar el máximo espacio de almacenaje.

Tenemos dos tipos de muebles que combinan a la perfección: en los muebles altos contamos con el modelo Rey en color agua marina, hasta el techo para ganar el máximo espacio, y en los muebles bajos tenemos el modelo Júcar, que otorga a la cocina un aspecto muy natural gracias a las vetas tan marcadas de la madera.

En la zona de cocción tenemos una placa Electrolux con dos zona flexible: solo calentará aquel lugar donde coloquemos la sartén o el cazo. Tiene control por slider (haciéndonos olvidar el incómodo botón de +/-) y nos indica las zonas que están calientes para aprovechar el calor residual. Es una placa muy práctica para parejas o familias pequeñas. Debajo de la zona de cocción nos encontramos con dos cajones extraíbles para los cubiertos y con una gaveta para guardar las cacerolas y utensilios de cocina. 

La encimera es de cuarzo compacto, de Compac, su modelo Blanco Absoluto. Es una encimera muy práctica para trabajar, ya que es resistente a la humedad, al calor y a los arañazos, y además, combina muy bien estéticamente con los muebles y aporta un plus de luminosidad a la cocina.

En una cocina tan pequeña la campana tiene que ser integrada para ahorrar espacio. El modelo Ciak Inox de Elica encaja a la perfección: transparente, integrable y con gran capacidad de aspiración. En el interior del mueble que esconde la campana se pueden aprovechar los huecos para guardar espacias, botes y otros utensilios de cocina.

En la zona de aguas nos encontramos con un fregadero grande para el tamaño de la cocina, de 40×45 centímetros. Como hemos dicho antes, resulta fundamental crear un diseño práctico y flexible, por esa razón se han aprovechado al máximo algunas zonas para poder obtener un espacio amplio de fregadero y poder lavar los platos cómodamente. El detalle más significativo de la cocina es el lugar que ocupa el microondas. Debido al espacio, una columna horno-micro era inviable, así que el horno se colocó en los muebles bajos y el microondas en los muebles altos, a una altura especial, para que fuese accesible para niños y personas de baja estatura. Por si fuera poco, los clientes ya tenían una lavadora y un lavavajillas de sesenta, que había que integrar de alguna manera dentro de la cocina. Un dibujo complicado a priori, pero que ha dado excelente resultados.

¿Qué opináis vosotros, cocineros? ¿Se ha sacado el máximo rendimiento a la cocina? ¿Ha quedado bonita? Dejadlo en los comentarios y nos vemos la semana que viene en otro vídeo. ¡Hasta otra, cocineros!

Pin It on Pinterest