Nos encontramos con una cocina repleta de detalles: abierta, dos tipos de encimera, contraste de colores, península y electrodomésticos integrados. ¡Un diseño con mucha personalidad! Está dividido en dos frentes: la península, donde tenemos sitio para almacenaje, y el frente de trabajo, donde nos encontramos con la zona de aguas y la zona de cocción. Y el mueble es un modelo nuevo, ¡la primera vez que lo traemos al canal!

La encimera de la península es una de las mejores del mercado. Es de la marca Lapitec, el modelo Dune Antracita. Se trata de piedra natural, que se funde y luego se compacta, otorgándole propiedades como resistencia al calor, a los golpes y a la humedad. Una encimera muy fácil de limpiar y que no deja manchas. 

La encimera que tenemos en la zona de trabajo es de cuarzo compacto, de la marca Silestone, el modelo Zeus. Son encimeras muy prácticas y funcionales, resistentes a la humedad y a los golpes, y con gran relación calidad-precio. El blanco fortalece el estilo del frente principal y ayuda a crear el contraste con la península, reforzando ese diseño moderno y rompedor. 

El modelo del mueble es un laminado con base de DM, un tono de blanco que ayuda a reforzar la estética moderna de la cocina. En el frente principal encontramos la gran parte de almacenaje de la cocina: en los muebles altos tenemos dos puertas de 60 centímetros, una de 55 y otra de 50. En los muebles bajos nos encontramos con gavetas, cajones, el mueble de gestión de residuos, el lavavajillas y la lavadora integrada. En la esquina tenemos uno de los detalles más interesantes: la caldera, de grandes dimensiones, totalmente integrada en el mueble, con fácil acceso para las revisiones. 

¿Qué os ha parecido, cocineros? Es uno de los mejores proyectos que hemos traído este 2019. Nos podéis seguir en nuestras redes sociales: subimos vídeos, fotos y tips de forma diaria. Os esperamos, cocineros. ¡Hasta la semana que viene!

Pin It on Pinterest