Pocas veces nos encontramos con cocinas con los muebles en color verde. En la cocina que os mostramos hoy los hemos combinado con una encimera de cuarzo negro intenso en una distribución con dos frentes y zona de comedor. Es una cocina llena de detalles y con mucha personalidad.

En la zona de columnas hemos dispuesto un frigorífico de 60cm x 2m junto a un escobero de 40cm de ancho. En el otro lado tenemos la columna de horno y microondas con cajones en la parte inferior de la misma.

A continuación tenemos una zona de placa, en la que también hay un tepanyaki que es una plancha para cocinar a alta temperatura, que a diferencia de una sartén conserva el calor en toda su superficie. Lo podemos tapar con una tapa de cristal para evitar que se manche y poder colocar objetos en su superficie. Sobre las placa y el tepanyaki tenemos una campana integrada en el mueble. De este modo aprovechamos mejor el espacio y la ocultamos.

Hemos subido la altura de la encimera dado que el cliente es alto y le resulta más cómodo trabajar de esta manera. También hemos puesto muebles hasta el techo para aprovechar el espacio al máximo. Llegan hasta la moldura, un elemento que no se suele emplear en las cocinas, pero que en este caso forma parte de la decoración.

En la esquina tenemos una ventana que ilumina la estancia. Para facilitar su apertura no hemos dispuesto ningún mueble en esta zona. Pero no por ello tenemos que evitar elementos decorativos como un reloj de pared.

En el otro frente tenemos la zona de aguas con el fregadero, lavadora, lavavajillas y y caldera integrados. Esta es una zona que también cuenta con una gran capacidad de almacenaje y accesorios extraíbles. El grifo es extensible, permitiendo una mayor cantidad de movimiento en su manejo y el mueble para las basuras cuenta con dos alturas para poder almacenar los accesorios de limpieza.

Junto a este frente tenemos una mesa y sillas que completan la zona de comedor.

Pin It on Pinterest