En esta cocina la característica principal es la gran cantidad de luz que tiene gracias a un enorme ventanal combinado con una buena orientación. Además hemos dispuesto unos muebles en lacado brillo de color blanco que favorecen el rebote de la luz que entra por las ventanas hacia el interior del espacio, generando una mayor calidez.

Su distribución sencilla consta de un frente principal simétrico en el que se ubican la mayor parte de los electrodomésticos junto con un fregadero de 70cm.

Este tipo de fregaderos es poco habitual. Permite lavar menaje de gran tamaño como ollas o bandejas de horno con mayor comodidad. Incluye un dispensador de jabón que además de embellecer resulta muy práctico.

En el otro lado tenemos una isla de gran tamaño iluminada con lámparas colgantes. La parte principal de la isla está ocupada por una placa muy especial ya que contiene una campana en sí misma de la marca Bora. Extrae los olores y humos directamente de las sartenes y cazuelas hacia la parte inferior de la casa (al contrario de cómo se suele hacer en la mayoría de las campanas).

Gracias a esta campana podemos generar un diseño más flexible con elementos sobre la placa como iluminación que mejore la visión en la zona de cocinado.

El frigorífico es americano. Este tipo de electrodoméstico requieren un espacio en ambos laterales de 30 cms ya que sus puertas abren más de 90 grados y sino no podríamos abrir los cajones interiores del congelador. No podemos colocarlos junto a una esquina de la cocina.

Hemos concentrado el almacenaje en un despensero con gavetas interiores de extracción total a provechando toda la altura del mueble. De este modo podemos tener todos los alimentos bien almacenados y muy accesibles mientras estamos cocinando.

Pin It on Pinterest