Aparatos ecoeficientes y el ahorro energético en tu hogar

Resumen del artículo:

Tips para maximizar la eficiencia energética en tu hogar

Cuidar el medio ambiente se ha convertido en un requisito fundamental en nuestros días. Por ello nos encontramos en el mercado los denominados electrodomésticos ecoeficientes; es decir, aquellos electrodomésticos que ayudan a consumir menos recursos energéticos. Estos aparatos son los que más consumen energía en nuestros hogares, reinados, fundamentalmente, por los frigoríficos, que siempre están en funcionamiento. Por lo tanto, resulta esencial encontrar la manera de reducir ese consumo. 

Los electrodomésticos están catalogados en una escala ecoeficiente de la hasta la D, siendo la A la más eficiente energéticamente y la D la menos eficiente. Normalmente encontramos esta etiqueta junto al precio del electrodoméstico, en las tiendas o grandes almacenes. Dentro del grupo de la A, nos encontramos la A+++ (con un ahorro del 75% respecto al D), la A++ (con un ahorro del 50%) y la A+ (con un ahorro del 25%). Las grandes compañías de electrodomésticos se han tomado en serio este tema, debido, en gran parte, al poder de decisión del cliente, pues el ahorro energético influye un 66% en su decisión final de compra, según un estudio elaborado por Nielsen Holdings. 

Los gases nocivos para el medio ambiente, como el freón (daña la capa de ozono) son sustituidos por gases refrigerantes más amigables con el entorno, como el tetrafluoroetano. Además, estos electrodomésticos no solo suponen un ahorro energético, sino que también supone un ahorro en el bolsillo, ya que al consumir menos recursos, la factura de la luz se reduce. Supone un ahorro estimado de 70€/año, lo que sería un ahorro de 1.000€ a los 15 años. 

 

1. No dejar abierta la puerta del frigorífico: en muchas ocasiones abrimos el frigorífico para coger algo, como leche o zumo, nos echamos un vaso y dejamos la puerta abierta. A lo mejor son solo treinta segundos, que en principio no supone nada, pero imagina que millones de personas hacen lo mismo durante todos los días. Entonces, sumando los 30 segundos, se convierte en todo un mundo.

2. Llenar el lavavajillas/lavadora: en ocasiones se usan estos electrodomésticos estando casi vacíos. No obstante, se consume la misma energía que si estuviesen llenos. 

3. Limpiar el frigorífico para eliminar la escarcha: limpiar el frigorífico de vez en cuando es fundamental para eliminar la escarcha que se crea al fondo del electrodoméstico y que dificulta su enfriamiento, lo que causa mayor esfuerzo energético.  

4. Lavar en frío: en la lavadora, lo que más consume, es calentar el agua. Entonces, ¿por qué no lavar en frío?

Esto es todo por hoy, cocineros. Esperamos que os haya servido de ayuda y que aportéis más consejos sobre ahorro energético para que todos aprendamos. Dejadlo en los comentarios del vídeo de Youtube y estaremos encantados de leerlos. Así que…¡hasta otra, cocineros!

¿Te gustaría saber el precio de tu próxima cocina?

Solicita un presupuesto sin compromiso para acercarte más a la cocina de tus sueños.

También puede interesarte leer:

Ideas de cocinas pequeñas y modernas para un hogar ¡WOW!

Ideas de cocinas pequeñas y modernas para un hogar ¡WOW!

Si vives en un espacio pequeño, sabrás que uno de los mayores retos es asegurarse de que tus ideas para cocinas modernas pequeñas sean las mejores posibles. Las cocinas pequeñas pueden dificultar la preparación de las comidas y la socialización conjunta, pero hay...

leer más