En el comienzo de un proyecto de cocina, hay que tener en cuenta la ubicación de los componentes, la iluminación, medidas… siguiendo un protocolo bien establecido para crear una circulación fluida de las actividades propias de la cocina y facilitar la vida dentro de la cocina y aunque cada cocina es un espacio único, existen 5 reglas que nunca hay que olvidar.

  • El triángulo de la actividad. La placa de cocción, el fregadero y el frigorífico, son los tres pilares de la distribución de una cocina, donde está la actividad principal, por eso hay que facilitar el movimiento y tener en cuenta la distancia entre cada una de ellas. En Línea 3 Cocinas, nos gusta que haya encimera de trabajo suficiente entre las tres zonas, para dejar lo que saquemos del frigo, para cortar y lavar los alimentos, para tener a mano los condimentos.
  • Facilitar la tarea después de comer. Tanto si se come en la cocina o en el salón, hay que retirar los platos, tirar los desperdicios, enjuagar y meterlos dentro del fregadero o el lavavajillas, por lo que la basura, fregadero y lavavajillas, deben estar cerca, además de contar con encimera libre para apoyar la vajilla, fuentes, cubiertos…utilizados y que además esté cerca donde después lo guardaremos todo ya limpio.
  • Tener muy en cuenta las alturas. Para trabajar con comodidad, tener los electrodomésticos en una posición adecuada, llegar a los máximos puntos de almacenaje, comer en una posición adecuada… La encimera de trabajo, debe de estar a la altura de la cintura (85 a 95 cm) para poder acceder hasta el último rincón. El horno se coloca preferentemente al nivel de los ojos. Una barra de desayuno debe estar a la altura del codo (entre 110 y 115 cm). Para evitar los golpes en la cabeza, la campana extractora  debe ser de estar a unos 60 cm de altura de la placa, los muebles altos de cocina, la última balda debe se estar a 220 cm… son algunos ejemplos.

  • Espacio libre para movernos dentro de la cocina. Una cuestión importante en el diseño de la cocina, ya que hay que tener muy en cuenta, el espacio que ocupan los muebles de cocina y los electrodomésticos abiertos, además del espacio necesario para poder movernos, siendo una cuestión fundamental en cocinas con isla, península o una distribución de los muebles de cocina en paralelo o en U. Para facilitar los desplazamientos en la cocina, hay que dejar como mínimo 70 cm de paso libre y 120 cm es la medida ideal para cocinas con  isla o distribución en U, se podrán abrir muebles y lavavajillas además de circular con toda libertad dentro de la cocina.

  • La iluminación. Incluso si la cocina tiene mucha luz natural, no es suficiente, hay que contar con los días nublados y por supuesto, con la noche. Para conseguir una cocina bien iluminada hay tratar cada zona de la cocina para instalar la iluminación más adecuada: LEDs bajo los muebles altos de la cocina, focos integrados en el techo para una iluminación general, una lámpara en la zona de comer… además de no olvidar la iluminación dentro de los muebles de cocina, tanto en el interior como en el zócalo, creando un ambiente espectacular.

Cada proyecto de cocina es un mundo y además de estas 5 reglas, en cada cocina aplicamos todas las que se necesiten, siempre para conseguir un espacio funcional, cómodo, agradable y donde el cliente se sienta como en casa. Ven a vernos a nuestras tiendas de cocinas en Madrid, o solicita antes, un presupuesto online ¡Es Gratis!

Pin It on Pinterest