¡Hola cociner@s!

Para diseñar una cocina una de las decisiones más importantes que debemos tomar es la distribución que tendrá. Para ello no hay mejor opción que confiar en el mejor equipo de diseño de cocinas para que te ayude a elegir una distribución que se adapte a ti y tus necesidades. No hay dos personas ni dos familias iguales, y por eso tampoco hay dos cocinas iguales. En Línea 3 Cocinas nos esforzamos por llevar a cabo el proyecto de tus sueños. ¿Cuál es la mejor distribución de cocina? Nuestro equipo, responde:

1. Cocina con isla

La cocina con isla es sin duda una de las favoritas por todos. La isla puede ser únicamente un espacio de apoyo o también ser la zona de trabajo si incorporamos en ella fregadero, zona de cocción o ambas cosas. En una cocina con isla debemos tener en cuenta las zonas de paso para asegurarnos que existe el espacio suficiente para caminar sin problemas por ella. Así pues, dejaremos al menos 90 cm. entre la isla y el frente o la pared.
Existen islas cuadradas, rectangulares o incluso redondas. Podemos colocar una barra algo más elevada y volada o una mesa adjunta si queremos hacer un espacio más social. Existe la creencia de que una isla resta espacio de almacenamiento. ¡Nada más lejos de la realidad! Toda la parte de abajo de la isla se puede aprovechar con muebles y electrodomésticos.

2. Cocina con península

La cocina con península es una de las mejores formas de tener una cocina abierta pero manteniendo una distancia con el salón. Además de ser un diseño en el que se aprovecha muy bien el espacio y una de las tendencias que más se está viendo en los últimos meses. Sin duda debemos tener en cuenta la zona de la esquina, que será el punto más conflictivo en este tipo de distribución. Existen cocinas en forma de U o en forma de L que cuentan con una península. ¿No te parece un diseño súper útil?

3. Cocina con forma de L

La cocina con forma de L es una de las más utilizadas puesto que se adapta muy bien a casi cualquier espacio. Debemos tener en cuenta siempre el triángulo de trabajo. Una buena forma de hacer este diseño es tener un frente de trabajo con zona de cocción y zona de aguas y otra zona de columnas. Pero también se puede hacer con península, incorporando una isla en el centro, etc. ¡Hay mil posibilidades! Ten en cuenta, al igual que en el anterior caso, la esquina. Un buen accesorio para el rinconero ciego será un acierto.

4. Con forma de U

Muy similar a las anteriores. Sería uno de los diseños «perfectos» para seguir el triángulo de trabajo. Zona de fríos, zona de trabajo y zona de cocción. Tiene muchísimas variantes: Zona de columnas, zona de trabajo y cocción y zona de aguas sería un ejemplo. Sin duda en este diseño debes buscar optimizar el espacio y dejarte aconsejar. Invierte bien en los accesorios que harán más útil tu cocina y si puedes aprovecha para poner una campana decorativa, de esta forma puedes restar volumen a las paredes y que no quede un diseño cargado. 

5. Cocina en un frente

A veces tenemos poco espacio, o simplemente, queremos hacer una cocina funcional que no reste espacio. Para esas ocasiones hacer una cocina en un solo frente es una magnífica solución. ¡Incluso en una cocina abierta al salón! Se trata de colocar todos los elementos en un solo paño. Nuestra recomendación es en que en este tipo de diseño optes por colocar baldas en uno de los extremos y que hagas la columna horno micro retranqueada para restar volumen. También es muy importante que en los muebles altos coloques luz para alumbrar la zona de trabajo ya que seguramente tendremos muchas sombras. Sin duda, un diseño simple pero elegante.

6. Cocina en dos frentes

La cocina en dos frentes es sin duda una de las más típicas en España. Suelen ser cocinas alargadas y estrechas en las que tenemos que distribuir la cocina a lo largo. Es muy importante que tanto la zona de cocción como la zona de aguas estén en el mismo paño, así evitamos tener que darnos la vuelta cada vez que queremos hacer algo. Sin duda lo ideal sería separar bastante el fregadero de la zona de cocción para tener toda la parte central como zona de trabajo.
En la parte posterior podemos tener la zona de columnas, horno micro, etc. Y tener toda la zona de despensa. Para restar volumen y dar ligereza a este diseño podemos colocar algunas baldas al finalizar. 
En este tipo de diseño es muy típico tener un frigorífico americano.

Pin It on Pinterest