Esta cocina de corte moderno resulta bastante acogedora gracias a la calidez de sus tonos de marrón. Los toques de contraste los aportan los elementos decorativos, en este caso en verde. De este modo podemos reemplazarlos con mayor facilidad si nos cansamos.

Los muebles están distribuidos en “L” a la que se suma un mueble auxiliar en el extremo opuesto con cajones y separadores que se puede emplear como escobero.

También cuenta con una zona de comedor con mesas y sillas junto a la zona de mayor luz de la cocina.

En el frente de la izquierda tenemos los electrodomésticos principales integrados (frigorífico y congelador) y entre medias una columna de horno y microondas. Hay un hueco visto del mismo tono que la encimera que rompe el diseño y le aporta dinamismo.

En la unión entre los dos frentes de la “L” contamos con un hueco con iluminación bajo mueble para colocar los pequeños electrodomésticos. A continuación tenemos el fregadero sobre encimera y el lavavajillas y la lavadora integrados.

La encimera pretende imitar a madera y es de Dekton en tono marrón oscuro. La hemos subido en chapado hasta media altura de la pared y a continuación tenemos azulejos. La campana es de Elica y la placa de AEG.

En el extremo tenemos la caldera oculta en el mueble, pero muy accesible para facilitar las labores de revisión del gas. Hemos creado un pequeño cajón del mismo material que la encimera para crear un pequeño cajón en el que ocultar los tubos.

El mueble es un laminado alto brillo.

Aunque la zona de comedor está ubicada junto a la ventana y dispone de bastante luz hemos dispuesto lámparas sobre el mismo para seguir teniendo mucha luz de noche.

Finalmente el mueble auxiliar completa el almacenaje de esta cocina gracias a una buena división de las baldas y cajones.

Pin It on Pinterest