Hoy os traemos una cocina con isla muy luminosa de líneas minimalistas y un cierto aire industrial.

Además de por un enorme ventanal la cocina cuenta con otra importante fuente de luz proveniente del salón ya que es abierta al mismo.

Hemos empleado una combinación de tonos blancos en pared y muebles, gris antracita en el mueble de la isla, acero inoxidable en los electrodomésticos y azulejos en blanco y negro con sutiles toques de colores.

La cocina se distribuye en dos frentes paralelos. Por un lado tenemos un frente en el que se disponen todos los electrodomésticos, zonas de almacenaje y zona de cocinado con placa y campana. Y por otro tenemos la isla en la que se encuentra el fregadero y zona de barra para comer.

La campana es de la marca Elica y la encimera Compac Luna y los electrodomésticos Electrolux.

En uno de los laterales de la isla tenemos un decorativo visto con balda en el que podemos colocar nuestros libros de cocina, menaje o etc.. Como se ve desde el salón hemos empleado un material diferente con un acabado en roble que aporta calidez al espacio.

Todo el mueble de esta cocina es un laminado antihuellas con acabado seda. Es un material que se caracteriza por ser muy resistente al llevar un interior de tablero DM (densidad media), por evitar las huellas cuando se toca el mueble sobre todo en colores oscuros y por tener un económico precio.

Pin It on Pinterest