En esta cocina conviven el estilo clásico y el estilo moderno a la perfección. Un ejemplo de ello lo podemos apreciar en el modelo de la puerta. Se trata de una puerta lacada modelo barquillo rodeada por un bastidor con un interior liso con líneas verticales. El bastidor aporta el toque moderno, mientras que las líneas verticales el toque clásico.

El grosor de la puerta es de 25mm. Normalmente las puertas tienen un grosor de 18 a 20mm, por lo que conseguimos aportar robustez al diseño. Además cuenta con un tirador integrado.

Hemos empleado un tono gris nuez para los muebles inferiores y un tono blanco seda para los muebles superiores. Ambos combinan a la perfección con el azulejo metro de la pared principal en azul turquesa y el azulejo de los laterales en blanco mate que llegan a mitad de altura de la pared.

La encimera es porcelánica de la marca Dekton. Es un material muy resistente tanto a golpes como a rayaduras.

La campana es de la marca Smeg en color antracita con un look muy retro y un gran poder de absorción.

Dentro de la cocina hemos dejado un espacio de comedor con una mesa y varias sillas y un papel para la pared con motivos florales en el mismo azul turquesa que los azulejos.

Pin It on Pinterest