Nos encontramos ante una cocina diseñada al milímetro. El cliente nos pidió mucho espacio de almacenaje, ya que eran una familia numerosa, y dos espacios con ambientes separados: el lugar de trabajo, donde se llevaría a cabo las propias tareas de la cocina, y el lugar de descanso, dominado por una mesa de reunión, donde la familia comería. Un reto que nos ha encantado llevar a cabo y cuyo resultado ha sido magnífico. 

La zona de trabajo está dividida en dos frentes. En el primer frente nos encontramos con el frigorífico, la zona de cocción, con la placa de inducción de la marca Bosch y una campana decorativa de la misma marca. También tenemos gran capacidad de almacenaje en los muebles bajos: un botellero extraíble de 25 centímetros, dos cajones y cuatro gavetas de 60 cm y otro mueble extraíble de 30 cm.

 

En el otro frente tenemos la zona de aguas (un fregadero Schock modelo Lydia con grifo extraíble y el lavavajillas), el horno, el microondas y una cafetera encastrada. También contamos con una alta capacidad de almacenaje. En los muebles altos cuatro puertas de sesenta centímetros y en los muebles bajos un cajón y una gaveta de sesenta, un mueble de gestión de residuos y otro mueble de sesenta con gavetas interiores. Como vemos, una gran cantidad de espacio para guardar nuestros utensilios de cocina. El mueble es el laminado blanco en alto brillo.

La encimera es de Compac, el modelo Boticcino, de cuarzo compacto. Como ya sabemos el cuarzo compacto es un material de una buena relación calidad-precio, pues encontramos gran gama de colores e imitaciones y buenas calidades. Es resistente a la humedad, a los golpes y a los arañazos. Sin embargo, hay que tener cuidado con las sartenes recién sacadas del fuego, ya que las altas temperaturas pueden dejar marca.

La zona de descanso está separada con una barra con la encimera regruesada. En la barra tenemos cajones de gran fondo, siguiendo la línea de almacenaje. En la zona especial nos encontramos con una mesa de laminado en color papaya, en conjunto con el frontal de más de un metro. El banco es del mismo material que el mueble, que tiene tres gavetas, para aquellos utensilios que menos utilizamos. 

Esperamos que os haya gustado la cocina de esta semana, cocineros. ¡El miércoles que viene nos veremos con otro proyecto!

 

Pin It on Pinterest