Jueves, 4 de octubre de 2012

¿QUE SISTEMA NOS VA MEJOR PARA COCINAR?

Además de escoger el mobiliario de cocina, los revestimientos, colores, distribución… es muy importante escoger el sistema que se adapta más a vuestras necesidades en el momento de poneros delante de los fogones.

                                                         

El sistema más actual son las placas de inducción y tienen sus pros y sus contras. Sin embargo tiene más de positivo que de negativo, ya que tienen un poder para calentar muy rápido, son fáciles de limpiar y seguras, ya que después de quitar el recipiente de encima prácticamente no queman.

Por lo contrario, el precio a la hora de comprar es más elevado que otras cocinas, y además necesitaremos recipientes especiales para inducción, ya que este tipo de cocina utiliza campos magnéticos que funcionan sólo con recipientes con la base formada por material ferromagnético. Por lo tanto, si tenéis antiguas cacerolas o paellas que no sean de éste material, no os van a servir.

Si además os gusta invitar a grupos o vuestra familia es numerosa, un detalle importante a tener en cuenta es que escojáis una placa con un fogón que se adapte a cacerolas grandes, ya que si ponéis un recipiente más grande que el fogón, el borde exterior de la cacerola sin contacto no va a recibir calor.
 

                                                


Las vitrocerámicas, en cambio, son más económicas y no necesitan recipientes especiales, pero como su sistema funciona a base de resistencias debemos tener cuidado de no tocar los focos, ya que, a diferencia de la inducción, no son tan seguras y nos podríamos quemar. Además, la potencia calorífica es más lenta.

                                                 

Las cocinas eléctricas son similares a la vitrocerámica en cuanto a funcionamiento, ya que hay resistencias en el interior de los quemadores que transmiten el calor al recipiente. Pero como sus fogones sobresalen de la base, ya tendremos un poco más de dificultad en su limpieza.

 

                                                  

Las más difíciles de limpiar son sin duda las cocinas a gas, ya que tienen más recovecos y hornallas en donde se puede acumular la suciedad. Son más económicas y hay una gran variedad de éstas, aunque todas están basadas en el mismo sistema. Cada vez se utilizan menos en los hogares, debido a que son más peligrosas y de difícil limpieza, pero en los buenos restaurantes no se prescinde de ellas. Puede que seguir con el sistema tradicional ayude a obtener unos platos más sabrosos…

 

                                                       


Si además de los diferentes tipos de cocina vistos hasta ahora os apetecen otros sistemas más específicos, actualmente existen diferentes tipos de superficies para cocinar como son las planchas grill, barbacoa, al vapor, wok…

Es importante un buen asesoramiento a manos de expertos antes de decidir cómo os gusta cocinar y qué os es más cómodo.

No duden en consultarnos.
 

Sònia Llort
Valoración

0 Puntos - 0 Opiniones
Leído por 1430 personas
TOP
® línea 3 cocinas • Todos los derechos Reservados • Política de cambio y/o devoluciones

Añadir imagen a mi libro de ideas

Para poder añadir una imagen al libro de ideas es necesario identificarse.

Haga click aqui para logarse en ZONA 3